En invierno, el abrigo se convierte en una de las principales prendas de nuestro vestuario, pues por su tamaño acaba representando en muchas ocasiones la práctica totalidad del look y es una pieza que usamos a diario.

Por eso es importante cuidar algunos detalles si queremos lucir bien.

Gerardx, Gerard, Gerard Rodríguez, Gerard Mallorca, gerardxmallorca, mallorcaglam, gentedepalma, puerto portals, portals nous
Paseando por Puerto Portals (Mallorca)

Hay muchos tipos de abrigo, en este caso nos centraremos principalmente en el clásico. Un modelo atemporal, sin demasiadas florituras y con unos colores dentro de las tonalidades básicas de negros, grises, marrones o algunos estampados como por ejemplo el tweed.

Algunos modelos cuentan con detalles como bolsillos tanto en los laterales como en el pecho, dobladillo en los puños, cinturón, botones en las mangas o incluso algunos detalles más extravagantes como galones en los hombros.

Sin embargo, el modelo más clásico está caracterizado por la sencillez y sobriedad con respecto a los detalles añadidos, con amplias solapas y normalmente dos bolsillos.

Abrigos, abrigo, abrigo clásico

Medidas correctas

La longitud de un abrigo clásico debe ser como mínimo hasta la rodilla y como máximo hasta media altura de la pantorrilla. En caso contrario estaríamos hablando de otra prenda distinta, como puede ser una parka o una trenca. Podemos tener en cuenta nuestra altura también a la hora de escoger el abrigo perfecto, pues cuanto más larga sea la pieza, más sensación de acortamiento de nuestra figura provocará y viceversa.

Los hombros deben quedar ajustados a la perfección, por eso es recomendable tener claro cuáles son las prendas que vamos a vestir de forma regular debajo del abrigo a la hora de escoger. Debemos evitar una sensación de incomodidad o presión a la hora de movernos, puesto que en ese caso significaría que dicha talla es demasiado pequeña para nosotros. No hay que confundir el ajustar a la perfección con el encajar a presión.

Las mangas deben cubrir la muñeca al completo y hasta unos dos centímetros de la mano. Aunque sea información redundante si la ropa que vestimos debajo es de nuestra talla, ésta no debería ser visible con el abrigo puesto.

 

Si entraba en vuestro plan adquirir un abrigo para esta temporada ya sabéis cómo lucir perfectamente cual gentleman.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here