Publicado el

Personalidades: Esteé Lauder

Esteé Lauder

Esteé Lauder es una de la personalidades en la industria de la cosmética, siendo ella quién revolucionara esta industria hace casi un siglo.

Su nombre real es Josephine Esther Mentzer, nació en 1908 en Queens, Nueva York.

Desde niña siempre destacó por un especial interés en mantener su piel radiante y cuidada, pasión que heredó de su madre, la cual iba protegida siempre con un parasol para no dañar su piel.

Una joven emprendedora

De su padre heredó las dotes comerciales, de tal manera que a sus veinte años ya estaba fabricando artesanalmente cremas y ungüentos con su tío John Schotz, el cual era químico y tenía una empresa que fabricada productos de belleza.

Vendía ella misma sus productos visitando los mercados de Nueva York primero y Miami Beach después, además de acudir a multitud de salones de belleza y ofrecer muestras gratuitas de sus cremas. Esto último, unido a la calidad de las cremas, hizo que empezara a acumular un gran número de clientes fieles a sus productos.

En 1930 se casó con un empresario textil, Joseph Lauter y cambió su apellido. Más tarde el apellido se modificaría a Lauder.

A partir de 1937 empezó a utilizar el nombre de Esteé Lauder para sus productos.

En 1946, la familia Lauder creaba formalmente lo que sería la empresa que revolucionaría el mundo de la cosmética, Esteé Lauder.

Poco después, consiguió la exclusividad de uso de sus productos en el salón de belleza Florence Morris, en Nueva York, un salón exclusivo y frecuentado por la clase alta de la ciudad.

En 1953 lanza al mercado su primera fragancia, Youth Dew, la cual seguirían un gran número de creaciones olfativas. En el primer año de vida de Youth Dew se vendieron más de cincuenta mil frascos.

Un crecimiento exponencial

A partir de ese momento, la empresa no paró de crecer y se centró en su expansión internacional, abriendo en 1960 su primer punto de venta fuera de Estados Unidos, concretamente en los famosos almacenes Harrods en Londres.

En 1985 tenía presencia ya en setenta y cinco países y su catálogo era de más de dos mil productos distintos, todos ellos elaborados siguiendo unos riguroso protocolo de calidad.

Este mismo año publicó su autobiografía, A success story.

En 1994 sus hijos se hicieron cargo de la empresa y un año después la empresa salió a bolsa. En ese momento contaba con presencia en más de 130 países y fue valorada en 2.000 millones de dólares y su plantilla la formaban más de 21.000 empleados.

La fundadora de Esteé Lauder fue conocida a lo largo de toda su vida por sus aportaciones benéficas y sus actividades filantrópicas. Recibió multitud de premios honoríficos, especialmente en la década de los 70.

Murió a sus 95 años de edad debido a un fallo cardiopulmonar mientras se encontraba en su residencia en Manhattan, Nueva York.