Publicado el

Una noche con Paris Hilton

Las personas transformamos el oxígeno que respiramos en dióxido de carbono que expulsamos al exterior. No todas, algunas transforman ese mismo oxígeno en glamour. Una de estas personas es Paris Hilton y lo demostró el pasado jueves en el escenario más adecuado donde podría haberlo hecho, la discoteca Tito’s en el Paseo Marítimo de Palma.

Una hora y media de actuación fueron suficientes para hacer vibrar la sala, donde se podía ver un público eufórico con cada beso lanzado al aire y con cada subidón musical.

Brillantes

En los guantes. En los cascos. En el vestido. En las gafas. En Tito’s. Por todo. Fueron el ingrediente estrella de una noche llena de elegancia.

Acompañada en todo momento por su pareja y actor Chris Zylka, el cual animaba al público continuamente y repartía bastones multicolor grabados con el nombre de Paris Hilton que iluminaban la pista.

La celebrity multimillonaria, lejos de mostrarse distante, en todo momento estuvo muy volcada con el público y muy atenta dentro de sus posibilidades, atendiendo a decenas de selfies una vez terminada la actuación y sus palabras de agradecimiento por una noche donde se notó que estuvo a gusto, se divirtió y disfrutó.

 

Diez años pasaron desde su última visita a Tito’s, aunque en aquella ocasión no viniera como artista, sino a bailar y a disfrutar de la noche mallorquina. Diez años después para el resto de mortales, para ella parecen no haber pasado más de dos.

 

 

 

Aquí tenéis un vídeo de su actuación y otro donde Chris, con mi móvil nos hace un selfie a los tres.